OpenSolaris, a punto de quedarse sin cabeza


Como medida desesperada para obtener una respuesta de Oracle —y al mismo tiempo hacer que todos volteemos a ver el estado actual del proyecto—, la Junta de Gobierno de OpenSolaris (OGB) ha dicho lo siguiente, según se lee en la minuta de la reunión:
La OGB está muy interesada en promover la asimilación y el desarrollo de OpenSolaris, así como trabajar como intermediario entre la comunidad y Oracle. Como tal, la OGB requiere que Oracle envíe un representante el 16 de agosto de 2010 con la autoridad para hablar sobre el futuro de OpenSolaris [...] de otra forma, la OGB realizará acciones el 23 de agosto que pongan en marcha la cláusula de la Constitución de OpenSolaris que devolverá el control de la comunidad a Oracle.
Cuando hablan de “devolver el control de la comunidad a Oracle”, significa que la OGB se disolverá de no tener atendidas sus demandas. De hecho, hubo otro par de puntos discutidos antes de optar por aquel:
  1. No hacer nada: Esperar a ver qué decidirá Oracle sobre el futuro de OpenSolaris.
  2. Hacer algo: Trabajar —de alguna manera— para fortalecer la comunidad existente para enfrentar la evidente apatía de Oracle.
  3. Forzar el asunto: Adivinan, esto es la OGB decidió.
No todos los miembros de la comunidad OpenSolaris están de acuerdo con la decisión de la OGB. Ben Rockwood, por ejemplo, ve la actitud de la OGB como “comiencen a hablar de nosotros o nos daremos un tiro en la cabeza”…
No sé si Oracle, obligada de esa forma, haga algo al respecto. Tal vez no mueva ni un dedo. Lo cierto es que su estrategia de incomunicación —o ¿de qué otra forma le podríamos llamar?— tiene la posibilidad de rendir algunos jugosos frutos: mucho software de código abierto de altísima calidad y una gran comunidad de usuarios y desarrolladores que pronto puede quedarse vulnerable, y sin cabeza. Entonces tal vez Nexenta comience representar en un futuro “la” opción libre a Solaris. Tal vez OpenSolaris sin cabeza muera pronto por inanición. Tal vez.
Para que ste blog siga creciendo:


Visitenos en:

Instagram