¿Quiere que lo despidan? Pruebe esto


Demasiado tarde: ahora ya lo dijo; no puede retirar lo dicho. En la cocina de la oficina, le comentó a su colega que la gerencia senior de su compañía es mala. Hablaba bien bajito, pero al salir de la cocina, su jefe estaba allí. Lo miró, y usted sabe que escuchó cada palabra. ¡Ojalá se hubiera quedado callado!

Todos ya hemos dicho cosas de las cuales nos arrepentimos más tarde, pero si lo hace en el trabajo, le podría causar problemas serios. Alguien que no está conforme, y que critica abiertamente a los superiores en el ambiente de trabajo, será visto como alguien que disemina la negatividad, lo que es malo para la empresa y para los negocios. A la larga, esto le podría costar el empleo.

La mejor manera de evitarlo es simplemente no hablar sobre ciertos asuntos en el trabajo. Este es nuestro consejo:

Transforme en regla no criticar a sus superiores cuando conversa con sus compañeros de trabajo.Si, está cansado de su empleo, detesta a la empresa y cree que su jefe es un imbécil. ¡Pero tenga cuidado! Nunca haga comentarios negativos o despectivos sobre sus superiores cuando está en el trabajo. Puede estar 100% seguro de que sus comentarios serán repetidos, y si llegan a los oídos de la persona equivocada, le puede costar el empleo. Si tiene críticas genuinas, reserve un tiempo para sentarse con su gerente y discutir el asunto, pero con un enfoque positivo, sugiriendo acciones que en su punto de vista pueden mejorar la situación. La crítica debe ser constructiva y útil; la negatividad puede ser desmoralizante, y a la larga puede perjudicar su posición en la empresa.

Mostrarse reacio nunca es una buena idea. Frases como “Eso no es parte de mi trabajo”, “No puedo hacerlo, no lo haré, y no sé porque debería hacerlo”, “No tengo ganas” o “Esta tarea es para alguien de un nivel inferior” indican una actitud negativa y no son lo que su jefe desea oír. En verdad, si las oye con demasiada frecuencia, puede pensar que quizás usted no sea la persona indicada para ese cargo. Sin embargo, si realmente piensa que existe un problema y se siente explotado, tome la iniciativa y discútalo con su jefe. Lo mismo se aplica si siente que no utiliza su capacidad plenamente: no se queje, dígale a su jefe que le gustaría crecer en su trabajo. Esto demuestra su empeño en expandir su papel dentro de la empresa, y que no está buscando una salida fácil.

Pero un afán poco realista también puede causarle problemas. ¿Usted es el tipo de persona tan deseoso de agradar que siempre dice que sí, hasta cuando sabe que no es posible cumplir los plazos? Si lo es, ¡cuidado! Alguien que no consigue cumplir los plazos y que siempre pide aplazamientos, no es alguien que inspira confianza a los compañeros de trabajo. Usted será considerado el culpable, y no la persona que estipuló un plazo irrazonable. Por eso, en vez de decir automáticamente “¡Sí, no hay problema!”, diga “¿Puedo responderle dentro de un rato?” O bien, sea valiente y diga “Para el lunes a última hora será difícil. Pero con seguridad puedo tenerlo listo el martes a la hora del almuerzo”. Si dice que no a un plazo, siempre ofrezca una alternativa que pueda cumplir.

La arrogancia no es una cualidad atractiva, y puede hacer que provoque antipatía. Si no le gustan las ideas de otras personas, o su trabajo, no haga comentarios duros como “No existe creatividad en este lugar” o “Gracias por tus sugerencias, recién las tiré a la basura”. Con esto solo conseguirá enemigos. Asegúrese de que su propio trabajo e ideas son realmente buenos: esto será notado, y lo ayudará en su carrera.

Otras cosas que debe evitar decir en el trabajo: 
  • Lo mucho que bebió la noche anterior (si lo repite con frecuencia causará una mala impresión)
  • Chistes de mal gusto, que puedan ser ofensivos (nunca se sabe quién los está escuchando o a quién se lo repetirán)
  • Comentarios sobre religión o política (siempre son temas que pueden inflamar los ánimos)
  • Chismes sobre compañeros de trabajo (si propaga rumores negativos sobre otras personas, lo considerarán indigno de confianza)
En conclusión: Sea usted mismo, pero ¡no exprese todo lo que piensa! Ciertas cosas deben dejarse para los verdaderos amigos.
Para que ste blog siga creciendo:


Visitenos en:

Instagram