Los peores errores que puedes cometer en tu Curriculum…según Google

Si tuviésemos que pedir consejo a alguien sobre cómo escribir un gran curriculum, seguramente que Laszlo Bock, director de recursos humanos de Google, sería una buena persona a la que acudir. Tal y como cuenta en su perfil de LinkedIn, Bock ha tenido la oportunidad de consultar miles de curriculums a lo largo de su carrera. Tantos que le resulta muy fácil determinar desde el primer momento dónde se encuentran los principales errores en este tipo de documentos. Según su experiencia, lo que nunca podemos hacer es…

1. Erratas

A pesar de que el Curriculum Vitae es uno de los documentos más importantes y al que más atención y esmero tenemos que prestar, Laszlo Bock afirma que aún se asombra del número de Curriculums que llegan con algo más que erratas. Palabras mal escritas, falta de concordancia entre sujeto y predicado, fechas que no corresponden, etc. Según su experiencia, contrastada con estudios como el de CareerBuilder, un 58% de los curriculums que llegan a las empresas, contienen algún tipo de errata.

2. Longitud del Curriculum

Para el responsable de recursos humanos de Google, una buena regla para determinar la longitud ideal que debería tener nuestro curriculum es un máximo de una página por cada cinco años de experiencia laboral. Según su experiencia un curriculum de cinco, seis o diez páginas (los hay), denotan falta de capacidad para sintetizar, priorizar y expresar correctamente la información más importante.
Explica Bock que el objetivo del Curriculum no es tanto el conseguir un trabajo, sino como tener la oportunidad de mantener una entrevista. El curriculum es la herramienta que nos tiene que llevar frente al entrevistador, no el documento que refleje la historia de nuestra vida.

3. Formato

La alta competencia que impone el mercado laboral, hace que cada vez sean más los candidatos que tienden a ser “creativos” en sus curriculums. Y sin embargo, Laszlo Bock advierte que a menos que estemos postulando a un puesto de diseñador gráfico o relacionado con el mundo artístico, deberíamos evitar estos alardes de creatividad, que en todo caso, sólo pueden jugar en nuestra contra.
¿La clave? Optar por un Curriculum claro y legible. Utilizar una fuente de al menos diez puntos. Utilizar bien los márgenes y por supuesto, tinta negra sobre fondo blanco. Ser especialmente cuidadoso en el uso de espacios, columnas, etc. e incluir nuestro nombre e información de contacto en cada una de las páginas.  Para evitarnos además problemas de visualización si vamos a enviar nuestro curriculum por correo electrónico, la mejor práctica es guardarlo como un archivo PDF.

4. Información confidencial

“En una ocasión recibí un curriculum de una persona que había trabajado en una gran consultoría. La empresa tenía una estricta política sobre el manejo de información confidencial: nunca se hablará de los clientes con los que trabajamos” explica el responsable de Google, que explica que saltándose esa política, el candidato incluyó el nombre de uno de sus clientes dentro del curriculum. Por supuesto, el candidato fue rechazado automáticamente. 
En una auditoría interna Google descubrió que aproximadamente el 10% de los curriculums que llegaban a su oficina, incluían información confidencial que no debía estar ahí.

5. Mentir

Mentir en tu curriculum nunca, nunca, merece la pena. Mentir en un curriculum supone en prácticamente todos los casos, un despido automático de la compañía. Y afecta a todos, incluso a los CEO’s de las grandes empresas. Una simple búsqueda en Google “CEO fired for lying on resume”  os puede dar una idea de la magnitud del problema.
Muchos candidatos mienten sobre sus títulos académicos, el tiempo que permanecieron en determinadas empresas, lo grandes que eran los equipos de trabajo que tuvieron que dirigir, los resultados y beneficios que obtuvieron para sus empresas, etc. Mentir es un problema no sólo desde el punto de vista ético, sino que normalmente las mentiras se detectan fácilmente y lo que es peor, nos persiguen para siempre, vayamos donde vayamos.
Para que ste blog siga creciendo:


Visitenos en:

Instagram