Lidera cuando nadie te observe


Liderar no es aquello que ocurre cuando las cámaras apuntan hacia ti o cuando estás en el centro centro de la conversación.
Liderar es aquello que haces cuando nadie te está observando, cuando la atención apunta hacia otro sitio, cuando lanzas e impulsas a otras personas fuera del área de influencia de los periodistas, cuando haces una recomendación (o crítica) sabiendo que podría no gustar o dejarte en mal lugar. Cuando sientes que estarías dispuesto a recibir el daño por la gente en la que crees, en solitario y sin reconocimientos, o cuando te manchas las manos haciendo el trabajo sucio y no vas corriendo a otras personas reclamando esa autoría.

El lider huye de la hipocresía del éxito y se refugia en la dignidad y honestidad de cambiar a las personas sin hacer demasiado ruido.

Liderar no es que crean en ti, liderar es creer en que hay una causa por la que merecería la pena dar lo mejor que hay en ti. Encuentra algo por lo que morirías y entonces el mundo te seguirá.
Hacer sentir líderes de sus vidas a las personas que hay a tu alrededor, esa es la esencia de liderar (el cambio).
Para que ste blog siga creciendo:


Visitenos en:

Instagram