Psicología positiva en el trabajo: ¿Cómo implantarla?


La psicología tradicional se ha centrado siempre más en encontrar los problemas e intentar solucionarlos, en cambiar lo negativo. En cambio la psicología positiva se trata de encontrar lo positivo y potenciarlo. Encontrar las fortalezas, las virtudes de cada uno e impulsarlas. La psicología positiva busca aumentar la felicidad y el bienestar impulsando todos aquellosrecursos positivos del individuo (o la empresa).
Martin Seligman es el impulsador y máximo representante de esta corriente psicológica (aunque la misma fue previamente acuñada por Abraham Maslow). Seligman ha fundado el Positive Psychology Center en la Universidad de Pennsylvania, dedicado a estudiar, entrenar y promover el uso de la psicología positiva.

¿Por qué es útil la psicología positiva en el lugar de trabajo?

La psicología positiva se ha asociado con aumentos en la productividad y en la implicaciónde los trabajadores. Además los trabajadores se muestran más satisfechos y el clima laboral es mejor. Al final el beneficio es mutuo, tanto para el trabajador como para la empresa que puede llegar a aumentar beneficios al crear unas condiciones que promueven la productividad y el desarrollo.

¿Cómo empezar a implantar la psicología positiva?

Si la empresa dispone del dinero para contratar profesionales que la implementen, pagar retiros o actividades, ello es genial, pero sinó se puede empezar poco a poco, de forma más sencilla, tal vez implementando una cosa nueva cada semana. Se pueden empezar con 5 sencillos pasos:
  1. La gratitud. Empezando por los superiores, los jefes. La idea es mostrar la gratitud a los trabajadores, al menos a uno, una vez al día, y poco a poco esto se irá contagiando al resto de trabajadores y el entorno positivo irá creándose por sí solo. Una idea es incluir mensajes de agradecimiento en los emails o las comunicaciones, empezar las reuniones de trabajo destacando algo positivo o el gran trabajo del que haya destacado esa semana.
  2. Promover el ejercicio físico. Esto puede ser algo más difícil de implementar pero sin duda promueve el bienestar. La idea es tener un pequeño lugar en el que los trabajadores puedan ejercitarse, puede ser una habitación con colchonetas y vídeos de ejercicios (por ejemplo ejercicios para evitar malas posturas de espalda, o de yoga) o pueden ser actividades semanales como caminatas en grupo, maratones de empresa y eventos similares. Otra idea son los paseos a la hora de comer.
  1. Fomenta la creatividad. Reconoce y alaba las ideas nuevas y creativas, tanto ideas para mejorar el producto, como el proceso o incluso la comunicación. Haz sentir a los trabajadores que sus opiniones importan. La comunicación es vital. Una forma es crear un lugar para ello, por ejemplo dedicar 30 minutos a la semana a compartir ideas o sugerencias, crear un buzón de sugerencias que se pueden comentar en esa reunión, etc…
  2. Utiliza la figura del mentor. Empareja a los trabajadores nuevos con veteranos durante un tiempo, por parejas, que el veterano les enseñe la empresa, los orígenes, la cultura de la misma y su funcionamiento. Se fomenta así la camaradería, el sentimiento de pertenencia, la integración, la retención y la productividad.
  3. Educa a la empresa. Crea talleres, charlas o actividades en las que se ejercite la psicología positiva, si pudieras pagar a un profesional para venir a hacer una o más charlas sería genial pero sinó hay muchas actividades grupales que puedes encontrar para aplicar tú mismo en la empresa, ya sea a través de libros o Internet.
Pronto notarás los efectos del cambio en la empresa, los trabajadores y la productividad: ¡Un trabajador feliz es un trabajador que rinde más! Un trabajador que sabe de psicología positiva es un trabajador capaz de levantarse en la adversidad, capaz de crear y perseguir metas, capaz de crear relaciones mejores con los compañeros. ¿Suena bien no?
Más allá de los consejos que os hemos dado muchas empresas están dándose cuenta que los modelos tradicionales de lugar de trabajo no son los mejores, ya son muchas las empresas que cuentan con salas de descanso, con videojuegos, con lugares de trabajo más cómodos y ergonómicos, lugares para hacer siesta u otras ideas antes impensables que en realidad se traducen en que el trabajador trabaja más y mejor, y además a gusto. ¿Te atreves a probarlo tú?
Si os apetece intentarlo en casa, os derivo a un artículo previo con consejos prácticos para empezar a introducir la psicología positiva en nuestro día a día.
Fuente: gThankYou.
Para que ste blog siga creciendo:


Visitenos en:

Instagram